Aceite de Cannabis

Aceite de Cannabis: : Posibles beneficios para el tratamiento de la fibromialgia

Nos adentraremos en distintas investigaciones que parecen arrojar evidencia respecto de los beneficios de la utilización de aceite de cannabis para los tratamiento de firbomialgia.

Fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico caracterizado por dolor musculo esquelético generalizado y un cansancio persistente, acompañado por trastornos del sueño, memoria y del estado de ánimo. Es el segundo trastorno reumatológico más común, es más frecuente en mujeres, y aunque da comienzo principalmente entre los 40 a 50 años, puede aparecer a cualquier edad. Según un estudio del 2014, entre el 10 y el 30% de los pacientes con fibromialgia cumplen además con los criterios diagnósticos de algún otro trastorno de dolor crónico como la osteoartritis, la artritis reumatoidea y el lupus (1)

Fibromialgia y dolor

Se cree que el origen del dolor en la fibromialgia está relacionado con una sensibilización del sistema nervioso central (SNC) que amplifica las sensaciones dolorosas captadas por los receptores periféricos encargados de percibir el dolor. Los pacientes con fibromialgia sienten dolor ante estímulos no dolorosos, incluso estímulos que otras personas perciben tan solo como contacto físico. Esto se debe a que presentan una alteración en el procesamiento sensorial del dolor a nivel del SNC.

Varios son los factores relacionados con la sensibilidad de un individuo al dolor y en la misma están involucrados numerosos neurotransmisores entre los que encontramos a los sistemas opiode, serotoninérgico, noradrenérgico y glutamatergico (2).

Los neurotransmisores responsables del control del dolor también son conocidos por regular otras funciones físicas y mentales que se ven alteradas en la fibromialgia: el estado de ánimo, la fatiga, la memoria y el sueño.

Posibles tratamientos

Entre las estrategias de tratamiento de esta enfermedad se incluyen terapias farmacológicas y no farmacológicas.

La educación, la terapia cognitivo conductual y el ejercicio (pasivo y activo) pueden ser beneficiosos. Entre otros tratamientos complementarios posibles se encuentran la acupuntura, la homeopatía y las terapias cuerpo-mente, como la hipnoterapia, la biorretroalimentación y la reducción del estrés (3).

La FDA ha aprobado tres fármacos para su tratamiento: la pregabalina, la duloxetina y el milnacipran. Todos ellos son psicofármacos y su principal blanco terapéutico es el SNC. Pero debido a la respuesta desigual e inconsistente que perciben los pacientes con su uso, muchas otras medicaciones son utilizadas, aún sin estar aprobadas específicamente como tratamiento para este trastorno.

Fibromialgia y sistema endocannabinoide

Varios autores han sugerido que el origen de algunas enfermedades están vinculadas al mal funcionamiento del sistema endocannabinoide. A este grupo de afecciones se las conoce como Síndrome Clínico de Deficiencia de Endocannabinoides (SCDE), y se propone como responsable de síntomas tan disimiles como la migraña, el síndrome de intestino irritable y la fibromialgia (4). Debido a este desequilibrio del sistema cannabinoide endógeno, aquellas intervenciones que apuntan a mejorarlo podrían ser útiles para el tratamiento del SCDE (5). Diversos estudios han documentado la eficacia del tratamiento con cannabis medicinal en la mejoría del dolor y la calidad de vida de pacientes con fibromialgia.

En un estudio realizado por la Universidad de Washington (6), de un total de 139 pacientes que usaban aceite de cannabis medicinal para el tratamiento del dolor, el 19% de ellos lo tomaban para aliviar el dolor causado por la fibromialgia.

En Alemania se recopilaron datos de 124 pacientes que padecían dolor neuropático central refractario y fibromialgia. Entre ellos, las dosis de opioides se redujeron y los pacientes percibieron la terapia cannabica como efectiva y con una buena tolerancia.

Encuesta de la National Pain Foundation

Una encuesta de la National Pain Foundation demostró que el cannabis medicinal puede superar a los medicamentos disponibles actualmente para tratar la fibromialgia. Se pidió a más de 1300 pacientes con fibromialgia que calificaran la efectividad de los tratamientos que habían utilizado, y se comparó el uso del cannabis terapéutico con los tres fármacos aprobados por la FDA: milnacipran, pregabalina y duloxetina.

Resultados de la encuesta

Sólo el 8% de los pacientes que usaron duloxetina y el 10% de los que usaron pregabalina o milnacipran, encontraron que estos fármacos eran “muy efectivos” para controlar los síntomas del trastorno. Mientras que más del 60% de los pacientes que utilizaron alguno de los tres fármacos informaron “no ayuda en absoluto”. Sin embargo, el 62% de los pacientes que utilizaron el cannabis terapéutico lo consideraron “muy efectivo”, mientras que un 33% dijo que “ayuda un poco”. Tan solo el 5% sintió que usar cannabis para la fibromialgia “no ayuda en absoluto” (8).

Un posible futuro

El mayor acceso al cannabis medicinal aumentará el número de pacientes que lo utilicen como tratamiento para diferentes enfermedades. En el caso de la fibromialgia, si bien la evidencia sobre el uso de cannabinoides es limitada, existen estudios que demuestran los efectos positivos sobre el dolor con el uso del cannabis por diferentes vías de administración.

Se necesitaran más estudios para conocer el papel del sistema endocannabinoide en la patogenia de la fibromialgia y para poder ponderar en su justa medida la eficacia y seguridad del uso del aceite de cannabis en este trastorno.

Si tiene más inquietudes no deje de leer la nota Cannabis Medicinal.

Referencias:

1 Rahman, underwood y Carnes, 2014

2 Kuttikat y Shenker, 2013; Clauw, 2014, 2015; Rahman et al., 2014

3 Clauw, 2014; Ablin y buskila, 2010; Häuser, Walitt, Fitzcharles y Sommer, 2014; Rahman et al., 2014

4 Russo, 2008; Smith y Wagner, 2014

5 McPartland et al., 2014

6 Aggarwal et al., 2009

7 Ste-Marie, Fitzcharles, Gamsa, Ware y Shir, 2012

8 Anson, 2014